Articulo

El colágeno

el colageno

Se trata de una proteina que forma fibras dando un aspecto compacto a la piel. Se encuentra en todos los animales y es el componente mas abundante de la piel y de los huesos.

En la piel se encuentra en la dermis (capa media) y el colágeno junto con la elastina forman una malla que da flexibilidad y firmeza a la piel evitando la flacidez.

Comenzamos a perder colágeno con la edad y en las mujeres con la menopausia su producción se ve más alterada, también por el deficiente aporte de vitamina C (imprescindible en su generación), el exceso de sol ( activa su degradación), el tabaco (reduce la síntesis de colágeno tipos l y ll) el estrés y la falta de sueño ( impiden su adecuada regeneración), etc. Por tanto uno de los principales pilares sera la prevención.

En este caso siempre mejor… ¡¡Estimular mejor que Aportar!!

Las cremas con colágeno no estimulan su producción, ya que no penetran en la piel y por tanto no tienen poder regenerador, sirven para hidratar, que no está mal.

En la medicina estética actual contamos con diferentes medios para estimular su producción.

Mesoterapia facial con suero autólogo procedente del mismo paciente y que aporta principios activos que aumentan su formación.

También mediante inyecciones intradérmicas de sustancias como la Hidroxiapatita Cálcica que una vez dentro de la dermis produce en un primer momento efecto voluminizador y promueve la formación de colágeno sobre todo tipo l que interviene en la firmeza de la piel.

Hilos intradérmicos que pueden ser espiculados con una función tensora y de levantamiento de la piel o monofilamentos que producen una reacción activadora del fibroblasto. Ambos tienen también la capacidad de producir un efecto de mallado que estructura y mantiene la firmeza de la piel.

La radiofrecuencia que aporta energia en forma de calor a la dermis estimulando su producción.

Por tanto, la infiltración de hidroxiapatita cálcica aportará formación y regeneración de colágeno para dar consistencia a las pieles más finas y flácidas, procurando producir una dermis más compacta que será la base para posteriores tratamientos de voluminización, etc.