Aplicación en Estética

Estética

estv2En la actualidad el uso de toxina botulínica con fines estéticos está en aumento debido a los buenos resultados obtenidos y se prevee que año tras año a nivel mundial su uso y adhesión por parte de los pacientes vaya en aumento, influyendo en ello también su coste que deberá de disminuir.

En el estudio del  paciente estético, es importante valorar las expectativas que tiene el paciente tras el tratamiento y lo que el médico piensa que se puede conseguir, no generando falsos resultados e intentando entre los dos médico y paciente conseguir el mejor resultado posible.

Es importante distinguir arrugas de expresión (las que se producen con los movimientos de mímica facial, como sonreír, gesticular, etc) y las arrugas en reposo, estas son estáticas y se deben al paso del tiempo y a factores externos como el clima, el sol, la deshidratación, etc.

Por tanto es importante comentar con los pacientes los diferentes tipos de arrugas, así como el método a emplear con el fin de darles la mejor solución posible, ya que la toxina botulínica nos permitirá tratar las arrugas causadas por músculos de la cara muy activos que se utilizan en la expresión, corrigiendo también expresiones de mal humor, tristeza, estrés etc.

estetica2La cirugía plástica puede paliar los signos de envejecimiento facial mediante lifting quirúrgico, resurfacing químico o con láser, pero no actúa sobre el factor causante de la arruga dinámica o sea sobre el músculo que la produce y aquí si que actúa la toxina botulínica, paralizando ese determinado músculo que queremos que no actúe con el fin de evitar esa o esas arrugas en particular o evitar que ese músculo traccione y produzca una expresión no desea.

A nivel estético las aplicaciones actualmente más utilizadas de la toxina botulínica son:

  • Glabela (entrecejo).
  • Frente.
  • Patas de gallo.
  • Elevación del tercio externo de las cejas.
  • Párpado inferior.
  • Líneas periorales.
  • Sonrisa gingival (al sonreír se enseñan en exceso las encías).
  • Depresión de la comisura bucal.
  • Mentón.
  • Arrugas verticales de los labios.
  • Elevación de la punta de la nariz.
  • Dismetrias faciales (en parálisis faciales).
  • Inyección sobre los músculos maseteros y disminuir su volumen haciendo la mandíbula más estilizada.

Algunas de las  razones del éxito del tratamiento con toxina botulínica son, que se realiza sin anestesia, que el tratamiento es ambulatorio y en manos expertas es tremendamente eficaz, dando un aspecto más relajado y distendido a la expresión de la cara.

En la actualidad y a nivel de España, existen tres nombre de toxina botulínica autorizados para su aplicación con fines estéticos y son: Vistabel, Bocouture y Azzalure. En un futuro posiblemente aumentarán las marcas comerciales.

En estética facial, la tendencia actual es a los tratamiento combinados, o sea toxina botulínica más rellenos intradérmicos y mesoterapia.

Los rellenos intradérmicos,  normalmente son compuestos de ácido hialuronico o hidroxiapatita cálcica, que son sustancias que integran de forma natural nuestra piel y que por efecto de los años se van perdiendo.

En cuanto a la mesoterapia, se trata de una técnica para infiltrar en la piel ácido hialuronico no reticulado (que no da volumen), vitaminas o suero bioestimulador con factores de crecimiento (PRP), dando como resultado una piel más fresca, más joven y natural.

Por tanto tenemos, que para las arrugas dinámicas disponemos de toxina botulínica y para las arrugas estáticas rellenos de ácido hialuronico o hidroxiapatita cálcica, y mesoterapia para completar el aporte de sustancia bioestimulantes.

Es importante resaltar que la aplicación de estos tratamientos siempre debe ser realizados por un médico, con suficiente experiencia y conocedor de la anatomía facial.

También hacer hincapié en que los preparados a inyectar estén legalizados y  autorizados por los estamentos sanitarios de cada país, debiendo el paciente pedir información a su médico de los productos que se le van a aplicar.