No olvidar el cuello

08 Feb
8 febrero, 2018

Muchas veces nos centramos en mejorar los signos de la edad en la cara, lo cual es necesario y está muy bien, pero nos olvidamos del cuello, tan importante en la imagen ya que delata los cambios producidos por la edad de una forma importante.

Qué se puede hacer para mejorarlo sin cirugia?

Muy importante es hacer un diagnostico preciso sabiendo lo que preocupa a la paciente y qué podemos mejorar.

Del cuello podemos tratar:

Las llamadas cuerdas de violín o bandas platismales. Son contracturas del músculo platisma (que se origina en las clavículas y termina insertándose en la parte de la mandíbula), por tanto tendrá una acción de tracción hacia abajo de la parte inferior de la cara y en determinadas expresiones produce unas bandas verticales en el cuello. Se trata con inyecciones de botox para relajarlo, es indoloro y seguro.

La papada. Esta se forma por acumulo de grasa y el tratamiento estrella son las microinfiltraciones de una sustancia llamada ácido deoxicolico (Belkyra), con muy buenos resultados.

Flacidez. No es facil de tratar pero utilizando hilos tensores por una parte o minihilos de PDO para revitalizar la piel, se consiguen buenos resultados.

Arrugas. Las arrugas del cuello pueden ser tratadas con microinfiltraciones de ácido hialurónico que darán hidratación y alisarán la piel.

Mala calidad de la piel del cuello. La combinación de plasma rico en plaquetas y mesoterapia con ácido hialurónico tienen un efecto muy natural y visible.

Por tanto disponemos de tratamientos no quirúrgicos para el cuello, con buenos resultados y que los pacientes agradecen por notar cambios. Siempre en buenas manos y con prudencia profesional.

© Copyright - Fernando de la Hoz - tainforma